viernes, 10 de abril de 2009

El futuro de la industria del "anime" en duda

El siguiente articulo es una traducción, echa por mi persona, así que esperen encontrar algún error, del informe Future of 'anime' industry in doubt publicado por el The Japan Times, el 4 de Marzo del cual me hice eco desde Cartoon Brew.



El futuro de la industria del "anime" en duda
Dinero, elusivo suceso, tercerizacion y abundante piratería.

Por ALEX MARTIN

Después de graduarse en el Tokyo Animation College1, Yuko Matsui comenzó a trabajar en una agencia productora de animación de mediana escala.

Dos años más tarde, ella gana alrededor de ¥ 80,000 por mes, con un promedio de 10 horas al día haciendo el duro trabajo de crear intermedios en celuloide2, los dibujos en hojas transparentes utilizados entre los cuadros claves, las cuales crean la ilusión de movimiento.

Aunque vive con sus padres, ella no puede ahorrar dinero y ha dejado de pagar sus cuotas de pensión. Sin embargo, a los 22 años de edad, esta aprendiz se considera a sí misma mejor que algunos de sus compañeros que dicen tener que soportar frecuentes trasnoches con pocos días de descanso.

"Había otras siete personas que terminaron la carrera conmigo, al mismo tiempo, pero tres de ellos ya se han rendido y se han marchado" dijo.

La historia de Matsui es un típico ejemplo de lo que muchos aspirantes a animadores deben hacer frente, donde sólo los mejores sobreviven a la reducción del mercado de trabajo. Y no sólo los empleados lo sufren.

La profunda recesión y el rápido cambio en el panorama general en torno a la industria, ha causado que muchos teman por el futuro de una de las exportaciones culturales más preciadas.

"La base de fans mundiales del 'anime' japones es cada vez mayor, pero con el viejo modelo de negocio desmoronándose, eso no se esta traduciendo en beneficios", dijo Yasuo Yamaguchi, director ejecutivo de la Asociación de Animadores Japoneses (Association of Japanese Animations).

Durante la última década, la industria ha tenido unas solidas ventas de ¥ 200 mil millones como media anual, lo que los expertos describen como la "burbuja de la animación."

Yamaguchi prevé, sin embargo, que el producto fiscal de la industria en el 2008 - que aún no se ha calculado - sería inferior al de 2007, cuando las ventas totales se redujeron casi 20 mil millones de yenes a partir del 2006, un año récord, según estadísticas de la Asociación de Animadores Japoneses.

"La crisis financiera está obligando a los sponsors a reducir las tasas de publicidad en la televisión, y esto a su vez, está reduciendo los presupuestos para animaciones, presionando a todos los involucrados en la producción", dice Yamaguchi.

"Creo que veremos un gran descenso en el número de programas anime que se transmite. Agencias dependientes de la televisión, como principal fuente de financiación, tendrá que buscar alternativas."

Además de la sombría economía, la abrumadora mayoría de los últimos contenidos de televisión animados son para adultos - muy violentos o con mucho contenido sexual y de difusión durante horas de la noche - que han desempeñado un papel importante en la limitación de la audiencia y en la dificultad al hacer el marketing y merchandising de productos relacionados con el anime.

Yoshihiko Noda, director de la división de contenidos de la agencia de publicidad Asatsu-DK, compra tiempo de televisión para programas populares para la familia como "Doraemon" y "Crayon Shin-chan". Dijo que estas tendencias son un fenómeno relativamente reciente.

"La demografía de los fanáticos del anime comenzó a cambiar hace siete o ocho años atrás. Los que crecimos viendo los dibujos animados nos volvimos viejos, y comenzó las ansias de más "Otaku" (geek) y de contenido para adultos", dice Noda, tomando nota de esto, la animación se produce principalmente para las ventas en DVD, - que por lo general constan de sólo 13 episodios - y las transmisiones tardes a la noche se usan como cebo para que los televidentes compren el conjunto completo de DVD que viene con contenidos extras y características especiales.

Esta falta de aceptación en los principales contenidos del anime, junto con costosas licencias de títulos y la explosión de popularidad de los sitios para compartir vídeos, han contribuido a erosionar el mercado de la industria de la distribución en Occidente.

"Beneficios relacionados con el Anime en los Estados Unidos, sobre todo de los DVD, están disminuyendo", dijo Keisuke Iwata, director del canal de animación AT-X.

"Gracias a éxitos como Evangelion y Pokemon, la animación japonesa le ha ido bien en el pasado. Pero ya al máximo como una industria de exportación", explica Iwata, añadiendo que, además de la falta de grandes títulos y una disminución en la transmisión en el exterior en los últimos años, el mayor obstáculo radica en los sitios de Internet que ofrecen contenido gratuito ilegalmente.

"Estos sitios suben programas casi inmediatamente después de su emisión en Japón", acompañados de "fan subs" - subtítulos en Inglés traducido por los fans , dijo Iwata. "Esto está causando un gran impacto en las ventas."

Para contrarrestar la tendencia, TV Tokio ha subscrito en enero, con el popular sitio de animación basado en San Francisco, Crunchyroll3, ofrecer algunos de los títulos más populares de TV Tokio, libres de publicidad, en formato de alta calidad y con subtítulos por una cuota mensual de $ 6.95 USD.

Yukio Kawasaki, gerente del departamento de negocios de la animación de TV Tokio, dijo que la medida fue un intento de crear un canal de distribución entre los legítimos productores de animación y los aficionados en el extranjero, así como una manera de enviar un mensaje.

"La animación no es libre. Es el producto de arduo trabajo y mucho dinero, y no podemos seguir produciendo contenidos de calidad sin la ayuda financiera de los aficionados", dice Kawasaki, explicando que si la estrategia tiene éxito, podrían ampliar la venta de DVD y libros de historietas en el sitio, "como Amazon.com," y establecer un modelo de negocio válido.

Kawasaki dice que se han registrado más de 10.000 miembros de pago desde su comienzo el 8 de enero y se espera alcanzar 50.000 a finales de este año.

"Nos preocupa seriamente que la industria no pueda sobrevivir si las cosas siguen así", dijo, reconociendo que si su nuevo plan tiene éxito o no, la cuestión estructural que socava a la industria aún existirá.

"Tienes que amar de verdad la animación para estar en este negocio", dijo Takeo Ide, animador principal de la popular serie de televisión "One Piece."

Ide recordó cómo solía hacer ¥ 70.000 por mes en sus años de novato, compartiendo un apartamento barato antes de ser asignado para dibujar los mejores pagos "cuadros clave" - dibujos que definen el punto inicial y final de los movimientos.

Ide es una historia de éxito en una ocupación que, según un estudio realizado por el Consejo Japonés de Artistas4 (Nihon Geino Jitsuenka Dantai Kyogikai, Japan Council of Performers' Organizations) tiene un terrible índice de rotación de 80 por ciento.

El estudio reveló que en promedio, por cada celuloide, los animadores ganan unos escasos ¥186,9. Teniendo en cuenta que el trabajador tiene que llenar unas 500 hojas de celuloide para los intermedios por mes para una serie televisiva de animación, esto significaría un salario mensual de 94.000 yenes en el mejor de los casos - para un promedio de 250 horas de trabajo - hasta que un artista llegue a manejar los cuadros clave o storyboards.

Con un estimado del 90 por ciento de los intermedios realizándose en el extranjero - resultado de una industria intentando exprimir más contenido de lo que pueden las manos de nacionales - hay también la preocupación de que las oportunidades para fomentar la calidad de las futuras generaciones de animadores se están perdiendo.

"Dibujar los celuloides intermedios es un trabajo duro y seguro que no paga mucho, pero aún es una habilidad importante que todo animador debe aprender", dijo Masayuki Kawachi, presidente del sindicato All-Toei.

Kawachi, quien se ocupa de los efectos especiales en el estudio de animación Toei, dijo que en la situación actual, la mayor parte de ese trabajo se hace en países como China y Filipinas.

"Y con la recesión comiéndose las tasas de producción y obligando a las agencias a reducir su tamaño o la quiebra, los jóvenes aspirantes a animadores ya no puede encontrar lugares para trabajar", dijo Kawachi.

Como reflejo de estos tiempos, el estudio de animación Gonzo, un nombre muy conocido en la industria, ha confirmado recientemente sus planes para recortar el número de creadores contratados de 130 a 30 en los próximos cinco años.

La Comisión para el Comercio Justo de Japón publicó un informe el 23 de enero sobre el estado de la industria de la animación, enumerando varias de las principales preocupaciones.

Uno de ellas es la falta de derechos de autor atribuidas a las agencias productoras - los derechos de autor son divididos entre patrocinadores, un sistema ampliamente criticado por quitarle al creador cualquier uso de los beneficios secundarios, por no hablar de la motivación.

Otra es la popular práctica de tercerizar y re-tercerizar el trabajo de producción a pequeñas agencias que a menudo conduce a transacciones poco claras.

Kawachi dijo que estas cuestiones - que no son nuevas en la industria - han sido ignoradas en gran medida en el pasado, pero deberán ser tratadas de una manera u otra si la industria espera seguir siendo la fuerza dominante detrás del mercado mundial de la animación.

En 2006, el sindicato de Kawachi, en unión con la Federación de Cine y Sindicato de Trabajadores del Teatro de Japón, presentó al Ministerio de Cultura una propuesta sobre la reestructuración de la industria de animación, destacando las cuestiones principales y sugiriendo soluciones. Kawachi dice que no ha recibido ninguna respuesta del gobierno.

Yamaguchi de AJA, quien también brinda conferencias sobre el alfabetismo de animación5 en el colegio de leyes de la Universidad Nihon, predice que al final, la calidad, no la cantidad, vendrá ser acentuado.

"Cuando nos fijamos en el rating de programas animados de televisión, nos damos cuenta que el primer lugar es dominado por "Sazae-san", el único programa que todavía se produce utilizando el método tradicional de dibujo y pintura a mano", dijo, añadiendo que esta tendencia también puede ser visto en el último año con el éxito de 15 mil millones de yenes brutos "Gake no ue no Ponyo" (Ponyo en el acantilado), una película dibujada a mano producida por Hayao Miyazaki de los estudios Ghibli (Wiki).

"En esta era de la producción en masa, cuando la mayoría de la animación es digital, es necesario considerar las implicaciones de estos datos", dice Yamaguchi.

"Creo que tenemos que pensar, filosóficamente, sobre lo que nuestros usuarios realmente quieren".

  1. En el articulo original se hace referencia a Tokyo Animator College, cuando debería ser Tokyo Animation College.
  2. En realidad debería ser acetatos y no celuloides, ya que este último es cada vez menos utilizado en la producción, pero el autor utiliza la palabra "cel" en el articulo que es una abreviatura para celuloide.
  3. Creo importante aclarar, que el sitio Crunchyroll, es de origen norteamericano y fue creado por graduados de la Universidad de California - Berkeley, no es de origen asiático como se comenta en algunos sitios de Internet.
  4. Es la mejor traducción que se me ocurrió en el momento ;)
  5. No tengo una idea muy clara a lo que se refiere a "animation literacy" en el texto original, pero aparenta ser un método de enseñanza.

1 comentario:

leandro T dijo...

Gracias por la información.